Mes: enero 2017

Adopta una autora: Delphine de Vigan

De la vida no se puede escapar, lo que si se puede es contarla. Frente a los horrores menos pensados y la ansiada felicidad hay personas, sentimientos, hechos, errores… Algunos encuentran el desahogo compartiendo a través de la escritura sus vivencias y, hasta a veces, sus secretos mejores guardados.

En el marco del proyecto Adopta una autora, me embarqué en una aventura intrigante. El objetivo de dicho proyecto es  promover, difundir y dar a conocer a una escritora que se quiera adoptar, en mi caso: Delphine de Vigan.

Delphine de Vigan nació el 1ero de marzo de 1966 en Boulogne-Billancourt, Francia. De Vigan ha publicado 7 novelas desde 2001 entre las que se destacan: Días sin hambre (2001, publicada bajo el seudónimo Lou Delvig), No y yo (2007), Nada se opone a la noche (2011) y Basada en hechos reales (2016)

De Vigan cuenta, en sus escritos, su vida y la de su familia, por ejemplo, en Días sin hambre cuenta su paso por la anorexia, o, la muerte de su madre en Nada se opone a la noche. En una entrevista con el diario Clarín del 2013, Delphine define que la escritura para ella es “una manera de poder soltar y no absorber todo”. En su última novela, Basada en hechos reales, la autora logra hacer caminar al lector entre la delgada línea ques epara la realidad de la ficción, dejando plantada la duda.

Espero este viaje que emprendo sea tan esclarecedor para mi como para ustedes en la empresa de conocer a Delphine de Vigan.

Para más novedades ¡Sígueme en Twitter! ¡Únete y sígueme en Goodreads!

¡Ahora Loca por los Libros también en Facebook!

¡Por el honor! – Los Herederos de la Tierra

Los Herederos de la Tierra de Ildefonso Falcones ha traído, luego de 10 años, una nueva y entreverada historia en la Barcelona medieval, aunque para mí sólo pasaron dos meses desde que conocí La Catedral del Mar.

fotonoticia_20160907134809_640

Lamentablemente, no he podido hacerme con el tiempo para leerlo como hubiera querido y, al final, se convirtió en un tedio leerlo, no por su contenido, sino por las interrupciones que se propiciaron en estos últimos meses. Dejando de lado lo sucedido, Penguin Random House junto a su sello Grijalbo, me acercaron un ejemplar de esta maravillosa historia que paso a contarles qué me ha parecido.

Ildefonso Falcones ha demostrado en sus novelas la capacidad descriptiva e informativa de los hechos históricos que acontecen alrededor de la historia. Ésta no ha sido la excepción, pero por momentos parecía, sin intención, que se desviaba de la trama que más nos interesa: la historia de Hugo Llor.

Hugo Llor es un huérfano que comenzó ayudando a un genovés, que trabajaba en el puerto, cargando la pesada bola que llevaba amarrada a su grillete mientras trabajaba. Luego fue acogido por nuestro entrañable amigo literario, Arnau Estanyol, que luego encontraría un futuro truncado a manos de los Puig que vuelven a cobrar su venganza. Bernat Estanyol y Mar quedan a la deriva y Hugo es ayudado por ellos para seguir adelante con la colaboración de los judíos. El pequeño Hugo se convierte en hombre en esta historia, conociendo la lujuria, la solidaridad, el amor incondicional, la traición y la lucha. Vemos a nuestro protagonista aprender de vinos y ganarse la vida con ello.

Cuando comenzamos a leer, pronto nuestra idealización de ésta nueva historia que suponemos viene acompañada de los Estanyol, se cae estrepitosamente y luego parecen manotazos de ahogado los intentos por traer a Hugo a la vida y convertirlo en su protagonista, pero una vez logrado, lo es todo. Las narraciones que atañan los hechos históricos suelen retrasar, con mucho tedio, los sucesos que el lector espera para seguir adelante y desenmascarar a los personajes. La mitad del libro casi, abarca la vida Hugo relacionado con Roger Puig y su trabajo de vinatero, lo que se vuelve predecible por momentos, ya que los Puig son viejos conocidos por los lectores, mas luego, aparece Bernat Estanyol, convertido en Almirante, y, ajusticiando a los Puig, nos trae la otra cara de la familia Estanyol, la cara fea. Eso si que fue interesante.

Para concluir, porque es una lectura larga y comentar en tanto detalle no tiene ningún propósito, Los Herederos de la Tierra es una gran historia que pese a sus interrupciones con hechos históricas que pueden llegar a despistar, merece la pena seguir adelante. Lo que realmente me fascinó, fue encontrarme con el mapa de la ciudad y sus referencias, cómo reclamé en mi reseña de La Catedral del Mar. Un final, que no develaré, pero que satisface de manera inesperada, cuando todo parecía perdido, merece el intento. ¡Aplausos de pie para Falcones!

Para más novedades ¡Sígueme en Twitter! ¡Únete y sígueme en Goodreads!

¡Ahora Loca por los Libros también en Facebook!

 

Resistiré: Cuarteles de Invierno

Cuarteles de Invierno es una  novela corta escrita por Osvaldo Soriano entre publicada en 1980 desde su exilio, luego del golpe de estado perpetrado en Argentina en 1976.

Esta novela narra la historia de Andrés Galván, un cantor de tango, y Tony Rocha, un boxeador afamado en la capital, en Colonia Vela durante la dictadura (1976-1983). Ambos, contratados por los militares, a través del Dr. Ávila Gallo, para participar en los festejos de aniversario del pueblo, intentarán hacer su trabajo, lo que parecía muy simple, pero se encuentran con la imposición del régimen que no podrán sortear.

Galván y Rocha intentan, a lo largo de las 180 páginas de la novela, resistir con sus convicciones y sus libertades.El cantor resultaría ser el más avivado respecto al tema, mientras que el grandote, también se resistirá a creer que Sepúlveda, su contrincante en el ring, buscará aleccionarlo, más que tener una pelea limpia en el cuadrilátero.

La estadía se vuelve sombría desde que Galván llega al pueblo hasta que se va. Rocha, en cambio, cree que ha sido llamado para una pelea honesta. Aunque el cantor intenta bajarlo a tierra y mostrarle que los militares son quienes mandan y ellos son sus sacos para golpear, el grandote se enamora de la hija del Dr. Ávila Gallo, Martita, un amor que nunca llegaría a ningún puerto.

Estos entrañables personajes y sus contrarios exponen una realidad a la que fueron expuestos muchos artistas y deportistas durante las dictaduras militares que se impusieron en Argentina. Osvaldo Soriano logra poner a cada uno en su lugar y mostrar las verdaderas caras de cada personaje con sus dichos a lo largo de la historia, describiendo sus sentimientos y luchas internas que parecen hacerse propias por momentos. Además, Soriano logra situar al lector en ese lugar sombrío, un pueblo que no sabe vivir de otra manera, más que siguiendo a los militares, besando sus botas.

Es la segunda vez que leo ésta novela, y me ha parecido tan encantadora como la primera vez, hace mas de 1o años. Nunca pude sacarme de la cabeza esa escena en la que la llovizna y el frío, en medio del campo, no impidieron que Galván intente cambiar la historia teniendo todo en contra. Ojalá se encariñen con el cantor y el grandote tanto como yo.

Para más novedades ¡Sígueme en Twitter! ¡Únete y sígueme en Goodreads!

¡Ahora Loca por los Libros también en Facebook!