¡Por el honor! – Los Herederos de la Tierra

Los Herederos de la Tierra de Ildefonso Falcones ha traído, luego de 10 años, una nueva y entreverada historia en la Barcelona medieval, aunque para mí sólo pasaron dos meses desde que conocí La Catedral del Mar.

fotonoticia_20160907134809_640

Lamentablemente, no he podido hacerme con el tiempo para leerlo como hubiera querido y, al final, se convirtió en un tedio leerlo, no por su contenido, sino por las interrupciones que se propiciaron en estos últimos meses. Dejando de lado lo sucedido, Penguin Random House junto a su sello Grijalbo, me acercaron un ejemplar de esta maravillosa historia que paso a contarles qué me ha parecido.

Ildefonso Falcones ha demostrado en sus novelas la capacidad descriptiva e informativa de los hechos históricos que acontecen alrededor de la historia. Ésta no ha sido la excepción, pero por momentos parecía, sin intención, que se desviaba de la trama que más nos interesa: la historia de Hugo Llor.

Hugo Llor es un huérfano que comenzó ayudando a un genovés, que trabajaba en el puerto, cargando la pesada bola que llevaba amarrada a su grillete mientras trabajaba. Luego fue acogido por nuestro entrañable amigo literario, Arnau Estanyol, que luego encontraría un futuro truncado a manos de los Puig que vuelven a cobrar su venganza. Bernat Estanyol y Mar quedan a la deriva y Hugo es ayudado por ellos para seguir adelante con la colaboración de los judíos. El pequeño Hugo se convierte en hombre en esta historia, conociendo la lujuria, la solidaridad, el amor incondicional, la traición y la lucha. Vemos a nuestro protagonista aprender de vinos y ganarse la vida con ello.

Cuando comenzamos a leer, pronto nuestra idealización de ésta nueva historia que suponemos viene acompañada de los Estanyol, se cae estrepitosamente y luego parecen manotazos de ahogado los intentos por traer a Hugo a la vida y convertirlo en su protagonista, pero una vez logrado, lo es todo. Las narraciones que atañan los hechos históricos suelen retrasar, con mucho tedio, los sucesos que el lector espera para seguir adelante y desenmascarar a los personajes. La mitad del libro casi, abarca la vida Hugo relacionado con Roger Puig y su trabajo de vinatero, lo que se vuelve predecible por momentos, ya que los Puig son viejos conocidos por los lectores, mas luego, aparece Bernat Estanyol, convertido en Almirante, y, ajusticiando a los Puig, nos trae la otra cara de la familia Estanyol, la cara fea. Eso si que fue interesante.

Para concluir, porque es una lectura larga y comentar en tanto detalle no tiene ningún propósito, Los Herederos de la Tierra es una gran historia que pese a sus interrupciones con hechos históricas que pueden llegar a despistar, merece la pena seguir adelante. Lo que realmente me fascinó, fue encontrarme con el mapa de la ciudad y sus referencias, cómo reclamé en mi reseña de La Catedral del Mar. Un final, que no develaré, pero que satisface de manera inesperada, cuando todo parecía perdido, merece el intento. ¡Aplausos de pie para Falcones!

Para más novedades ¡Sígueme en Twitter! ¡Únete y sígueme en Goodreads!

¡Ahora Loca por los Libros también en Facebook!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s