Los elementales – Michael McDowell

Muchos bombos, muchos platillos para “Los elementales” de Michael McDowell, novela  de terror editada y publicada por La Bestia Equilátera, que arrasó en su primera y la gente pide con urgencia la siguiente edición.

mcdowell
Michael McDowell

Michael McDowell, para los ignorantes del género como yo, no es más que otro autor hasta que en la solapa encontramos su trayectoria entre la que aparecen los siguientes nombres: “Cuentos de la cripta”, “El extraño mundo de Jack” y “Beetlejuice”. Fallecido en 1999, McDowell publicó novelas como “The Amulet” y “Cold Moon Over Babylon”, además de la saga “Blackwater”, pero “Los Elementales” es considerada su obra maestra.

En Mobile, Alabama, acaba de fallecer Marian Savage y en su velorio sus hijos, Dauphin y Mary-Scot, le clavan un cuchillo en el pecho frente a Leigh McCray,  la esposa de Dauphin, Big Barbara McCray,  su madre y Lucker e India McCray, su hermano y sobrina. Estos últimos, recién llegados de Nueva York, frente a esta extraña situación acuden a Odessa, mucama de la familia Savage y aparente conocedora de todos los secretos de la familia. La mucama les cuenta que desde épocas remotas, la familia Savage tuvo que acudir a este método pues luego de los velorios y puesta de los cuerpos en los mausoleos, las mujeres Savage en realidad no se encontraban muertas y a cada entrada al lugar, se encontraban con una sorpresa desagradable del otro lado de la puerta. Mary-Scot es monja por lo que, luego de disponer del cuerpo de su difunta madre, retorna a su convento, mientras que Dauphin decide ir con toda su familia política a Beldame, un lugar que aparenta insular, donde sólo hay tres casas: la de los Savages, la de los McCray y la tercera, una misteriosa casa abandonada se ve que comienza a ser tragada por la arena. Mientras se acomodan cada uno en su casa, India se ve atraída por el misterio de la tercer casa, escala la duna que crece a su costado y toma algunas fotografías a través de la ventana hasta que observa que algo aparentemente vivo se revuelca en la arena. 

20180131_190158.jpg

“Los elementales” cuenta con una gran y misteriosa locación pero aún son más extraordinarios los personajes, cada uno construido a través de diálogos que los pintan de pies a cabeza. Además, McDowell logra crear la escena y su vibra a la perfección; el lector logra percibir que algo pasa aunque no se diga y cada palabra agrega más misterio y tensión. Sin dudas, una excelente novela de terror, la primera en  mi haber y sin duda una recomendación segura.

BUENA LECTURA

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: